viernes, 5 de agosto de 2011

¿Va bien el 15-M?

Todos sabemos sobradamente ya como se produjo el nacimiento del 15-M. La potencia de las redes sociales, en este caso fue Twitter sobre todo, hizo que miles de personas se echaran a la calle para protestar por una lista interminable de injusticias que los políticos no han sabido... o querido atajar.
Me pareció impresionante lo de manifestarse tomando la Plaza del Sol y otros lugares una semana antes de las elecciones, para realizar una presión que mi juicio fue más que efectiva. Se organizaron en turnos de limpieza, comida, guardias, e incluso muchos comerciantes y vecinos les apoyaron... en un principio. Pero bajo mi punto de vista, cada uno tendrá el suyo, se empezaron a cometer errores.
El primero fue alargar en demasía la ocupación/protesta lo que produjo los primeros problemas de convivencia entre los “indignados” y una serie de personas que aprovecharon su momento para robar, comer y dormir gratis e incluso abusar de algunas chicas del movimiento. Con esto, llegamos al problema de que al convertirse en un sitio inseguro, los turistas no van a los comercios, y por tanto si ya la crisis había diezmado a los pobrecitos de turno (esto es, los autónomos), con esto ya los has matado del todo.
Otra de las cosas que produjo este mencionado alargamiento, es que ya había personas que dirigían el cotarro. No digo que no hagan falta frente a tal cantidad de personas... pero ya no podemos decir que sea algo espontaneo. Sí, ya sé que se supone que había asambleas sobre lo que se decide entre todos, pero ya se sabe como va esto... “o tiramos por A o por B”... y no dejas ver a la gente que puede haber una “C”, “D” o “F”. Y yo que quieres que te diga, mientras sea espontaneo, pues vale, pero cuando no conozco ni por asomo quién toma decisiones por mí... pues va a ser que no.
Por último, toman la decisión de irse, pero dejan la puerta abierta a quien se quiera quedar... y ¿quien queda? Pues una representación y los que antes cité... los que la lían.
Me ha parecido un acierto la entrega del escrito reclamando una serie de medidas en el Congreso de los Diputados. Es que, en realidad, cualquier españolito de a pié tiene derecho a ello. En el Reino Unido, cada viernes, puedes hablar con el diputado que representa a tu distrito en la cámara de los comunes. Aquí, ni conoces el diputado de tu provincia... es más, hablar con tu alcalde (que se supone que es lo más cercano a ti) es meramente imposible.
Ahora se vuelve a la carga y de nuevo quieren tomar la Plaza del Sol. Otro error. Creo que el movimiento ya ha demostrado la fuerza que tiene... y creo que puede ejercer presión de otras maneras y en otros momentos... no cada vez que le de la gana, ya que toda esa simpatía que en un principio se ganó de las gentes de este país, se pierde por el simple y mero hecho de que ya están fastidiando a otros (dígase comerciantes, vecinos y otros habitantes de Madrid).
Desde la policía se quejan de que la Delegación del Gobierno les ha prohibido cargar como lo harían con cualquier grupo que no ha pedido oficialmente manifestarse. Desde la Delegación argumentan que ellos no han dicho nada... lo cual es peor, porque o bien no estás al tanto de lo que ocurre en España, o bien no das una orden porque tienes el mojón metido en el culo.
Pero claro, conociendo a este gobierno, mañana dirán que toda la culpa es... de los americanos.

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo, lo que comenzó siendo un movimiento con el que se simpatizaba se está convirtiendo en una cuadrilla que empieza a tocar las narices a los de su alrededor y a perder su sentido original.

    ResponderEliminar