miércoles, 10 de agosto de 2011

Presiones

Hoy me he levantado con el pié izquierdo, y como uno tiene ahora un poco de tiempo (no sé cuanto durará) pues ahí va una entrada polémica.
Es curioso cómo se presionan las personas unas a otras. Si estás solter@, que por qué no te echas novia y si no, “oye que te la busco yo y te intento emparejar”. ¿Alguno se ha preguntado si ese es el estado perfecto para esa persona? O por lo menos, ¿en la etapa por la que atraviesa?
Luego, cuando tienes novia viene la presión del matrimonio. Es que algunas personas parece que les va la vida en ello... o están aburridas... o quizás es que quieren que des el salto a lo que ya ellos conocen... y puede que a ellos les guste la experiencia... pero, ¿y a ti?
Esto me recuerda otro tipo de presión a la que se somete a parejas jóvenes, además de la mencionada anteriormente, relacionadas con el trabajo. Por ejemplo, si un@ decide opositar, no veas la cantidad de gente que opina que te dejes de tonterías y que lo que tienes que hacer es trabajar... y la cantidad de ofertas de trabajo (todas ellas peregrinas) que te mencionan... hasta hay personas que son capaces de traerte un papelito a modo de anuncio que ha visto por la calle... lamentable.
Por supuesto, una vez casados, viene el niño, por cojones. ¿Vosotros para cuando? Y si uno dice, “cuando las ranas críen pelo” es que seguramente o tienes un problema tú o tu mujer. Vamos que no quieres = no puedes... y aunque así fuera... ¿a ti que coño te importa?
Una vez tienes el primero, no te escapas. Has de tener el segundo. Y ya puestos, a ver si puedes tener familia numerosa, así salvas las futuras pensiones del país y mientras te jodes la vida todo lo que puedes. Porque esa es otra, cuando tengas los churumbeles a ver si te echa una manita toda la caterva de toros que te ha presionado. Al contrario, en las tertulias la comidilla eres tú... “ahí está el pobre, muy contento pero cansado y jodido”... y todos con un medio jajaja en la boca. Que bien.
Lo más curioso de todo. La presión viene de la mano de la situación en la que se encuentra el que presiona. Cuando lo hacen... tu has de hacerlo también.
Por favor, no caigamos en el error de que cuando te lo dicen, lo hacen por tu bien. ¿Tu que sabes lo que es bueno para uno o no?. Menos mal que para todo esto hay un remedio... pon tu mejor sonrisa... y que te resbale hasta el quicio.

1 comentario:

  1. "¿Alguno se ha preguntado si ese es el estado perfecto para esa persona? O por lo menos, ¿en la etapa por la que atraviesa?"

    La mayoría, en mi caso, buscan un arquetipo (somos adolescentes)del chico a la onda, que no le interesa la escuela, y que tiene mas novias que uñas, sale a fiestas todos los fines de semana.
    El temas es que ciertas personas, piensan que lo que están haciendo o el transcurso por el que están pasando, esta mal, o no debería ser así. Es por eso que idolatran al chico ya mencionado, comprando su misma ropa, simulando que piensan igual que el.
    Muchas veces pienso que soy un viejo dentro de un cuerpo de un pibe de 18, ha esta edad ni me imaginaba pensar así... pero al fin y al cabo nada es predecible salvo la hora

    ResponderEliminar