viernes, 29 de abril de 2011

Panem et circenses

Pan y circo, expresión latina que data de la época de los romanos es la que nos están dando todos los días... pero es que, me vais a perdonar, cada vez es más descarado.
No teníamos bastante con las reinas del pueblo postizas, los culebrones televisivos tanto de ficción como reales, los programas con ediciones mañanas-tardes-noches-fines de semana.... ahora también los tenemos especiales... porque se casa el nieto de una mujer, cuyo antepasado se impuso un día a los demás y que representa una estirpe que cada vez “casa” menos con los tiempos que corren... y al igual que con el nuestro, se acepta una plebeya triunfando el amor... o sea, para un sacrificio que tienen que hacer por el puesto que ocupan, para eso si que son modernos y me caso con quien me da la gana. Así también jugaría yo. Y ahora viene el cotorreo/destripe de los tocados, el velo, el traje, el insecto-palo de Letizia, etc... que durará semanas.
No teníamos bastante con los partidos de fútbol de los sábados, martes y miércoles... y con la prensa que lo manipula todo, de un bando y de otro, que se dedican a calentar aficiones, para luego culpar a los bocazas, que lo son, pero la mecha se prendió mucho antes y vemos sólo donde explotó... ahora nos ponen cuatro, sí cuatro, Madrid-Barsa no para disfrutarlos y a trabajar, sino para comentarlos semanas y semanas, sobre lo que dijo este, el teatro del otro, la agresividad del de allí...
Pero noticias importantes como que rozamos los 5 millones de parados, que los sindicatos se quejan pero no movilizan a nadie porque les dio hace ya tiempo una subvención de 8 millones de euros (que no deberían aceptar por dos razones: tienen cuotas de afiliados y no puedes enfrentarte al que paga)... y ahora se ha aprobado darles también 29 millones de euros para cursos de formación... todas estas y más van a un segundo plano... ¡y las que tienen que decir y no se atreven hasta después de las elecciones!... como que la paga extra de los funcionarios se reducen a 1/3... repito, no 1/3, sino a 1/3...

1 comentario: