jueves, 11 de noviembre de 2010

Contra viento y marea

Todas las mañanas meto la llave en la cerradura de la puerta de mi trabajo, ésta ong de la que soy gerente, y pienso que sería bonito que la gente no tuviera tantos problemas, en sus niveles de vida más básicos. Pero ya que los hay, sería más bonito que por lo menos nos dejaran desde la administración realizar nuestro trabajo... trabajo que ellos nos han “encargado” y que deberían hacer ellos... pero saben que así les renta 10 veces más barato y llegamos 10 veces más a la gente... he dicho barato, no gratis. Pero a la opinión pública se les vende que las ONGs sólo sabemos pedir y pedir, que lo hacemos para gente que no se quiere mover del sillón... o que lo hacemos para robar.
Intentamos ayudar a la gente con los medios que tenemos, siempre escasos y debido a que las prometidas y cortas subvenciones, ya aprobadas pero no ingresadas, llevan un retraso de al menos un año... algunas hasta dos.
Aún así, os cuento uno de los tantos casos que nos entran por esa puerta, puerta que cuando abro no tengo la seguridad de si la volveré a abrir mañana. Este caso trata de procurar la comunicación (semanal) por teléfono entre una usuaria y su hija menor de edad. A esta usuaria, madre de otros hijos pero mayores de edad, le retiraron la custodia ya que... no anda muy bien de la azotea... no es peligrosa, digamos que casi no puede con su vida, imagínate con un cargo adicional... económicamente, mejor ni lo menciono.
Así que realizamos las gestiones y pudo hablar con su hija, que está en un centro de menores en otra provincia. En mitad de la conversación, la cual no estaba atento ni de lejos, decide pasarme el teléfono, que la niña me quería hacer una pregunta.

- ¿Hola?
- Hola, soy X, ¿quien eres?
- Soy Paco.
- Ah!, hola Paco, encantada de conocerte.
- Lo mismo digo. (Pienso: ¡que “ánge” tiene! … once o doce años a lo sumo)
- Paco, ¿puedo pasar las navidades con mi madre?
- …
- Es que aquí todo el mundo se va y me quedo sola, y la echo de menos.
- … pues... mira, X, voy a hacer cuanto esté en mi mano para que puedas pasar las navidades con tu madre... te la paso de nuevo.
- Hija, no te preocupes que esta gente me está ayudando mucho y verás como lo consigue.

Así que, cuando se me quite el nudo de la garganta, hablaremos con el Juez de menores, trabajadores sociales, psicólogos, y con la Virgen Santa si hace falta... Olvidaos de mí. Este es el trabajo que realizan mis voluntarios y trabajadores todos los días, con menor o mayor importancia.... y desde aquí DENUNCIO, desde el que gobierna en lo más alto de este país hasta al más “mindundi” del gobierno local por mentir a la opinión pública expresando en todos los medios de comunicación que “no ha habido recorte social” o que “ya se han pagado a todas las Ongs”.
Y aquí seguimos, me aferro al timón de un maltrecho barco que se hunde con una tripulación que está demostrando cada día estar más que dispuesta a afrontar esta ola de temporales que maquillan otros con mentiras... porque en la bodega tenemos a muchos usuarios que cuentan con nosotros... y así luchamos cada día... contra viento y marea.

4 comentarios:

  1. Tranquilo Fran, que los 120.000 € que se va a ahorrar el ayuntamiento de El Puerto, al no poner alumbrados navideños, os lo va a dar a vosotros. Eso ha dicho hoy en las noticias de 4.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Creo que antes de recortar para los más necesitados por no tener otros medios, más que los públicos, habría que decir a los señores ediles que empiecen por sus sueldos, ya que no dudan en subirlos el 2% todos los eneros. Mejor deberían destinarlos para estas personas.

    ResponderEliminar
  3. Tengo la sospecha de que ese dinero ya está más que gastado... no es que ahora lo vayan a dar, es que ya está dado (a otros, claro)

    ResponderEliminar
  4. No creo que el teclado tenga letras para decir todo lo que pienso¡ Qué hijos de...!

    ResponderEliminar