sábado, 17 de julio de 2010

España, campeona del mundo

Cada vez me cuesta menos decirlo... campeones del mundo. Lo que me ha gustado mas de este mundial es que tiene bastantes momentos para el recuerdo.
En lo deportivo: el accidente de Suiza, el periodista de este mismo país dudando del "tiki-taca", las desafortunadas declaraciones de Maradona... y nuestra respuesta con un Del Bosque transmitiendo tranquilidad y seguridad, y unos jugadores que creían en su manera de jugar y sobre todo, en su unidad y humildad.
Y vinieron los resultados, y nos dimos cuenta de que "esto" no iba a ser fácil, ya que todos los equipos modificaban su forma de jugar para adaptarse a los cerrojazos... y eso te da que pensar... como por ejemplo que del "respeto" hacia la Selección, se pasó al puro miedo. Se entiende en equipos con menos nombre... pero no así en los demás, perdiendo así sus propias identidades y haciendo que el espectador no se divierta igual.
Resaltar otra vez la piña del equipo y su compañerismo, la calidad, el buen juego, la fuerza, solidez, y por fin, el típico tópico de "la suerte del campeón".
En lo humano: es la parte que más me ha gustado. El guaje con sus goles (mención especial a la celebración que corre de espaldas), pero el apoyo al sacrificio de Torres. El chivatazo del penalti de Reina a Iker, el abrazo de todos los jugadores apoyando a su capitán por temas extra-deportivos (y por cierto, estúpidos), y ya que hablamos de esto, el beso a Sara Carbonero... con dos cojones!
Las imágenes de "me como el micrófono" y la frase de "Iniesta de mi vida" de Jose Antonio Camacho.... Iniesta, tuvo que ser el más humilde de todos el que marcara el gol de nuestra vidas. Las lágrimas de los jugadores al pitido final... y de los que no son jugadores también. El abrazo del capitán del Barsa con el del Madrid, el "todos corriendo por la banda" con cada gol para celebrarlo... y ya que hablamos de celebraciones, las que se han producido en todas las ciudades de España, con cada partido, las rojigualdas al viento, la roja por camiseta... el orgullo por las nubes... y la unidad como nunca se había vivido.
La marea humana para recibir a la doble campeona de Europa y campeones del mundo (se me llena la boca al decirlo), las caras de felicidad tanto de los jugadores como de la afición... y la de mi padre que nunca había vivido todo esto. El "rostro" del "humilde speaker" de "La Roja" al describir a cada uno de sus compañeros en la celebración vivida en Madrid, celebración que cerró Bisbal en plan "superbowl" con una versión de nuestro himno... y tarareada por todos los presentes con el clásico "lolo, lolo".
Os dejo un vídeo de una celebración anónima de la final en una casa cualquiera. Merece la pena verlo porque acierto si pienso que así se vivió en millones de hogares. Así que muchas gracias, Selección, porque esto no se me va a olvidar en la vida. Ya tenemos una estrella encima de nuestro escudo. Gracias por hacernos un poquito más felices.

2 comentarios:

  1. Ja, ja, ja! ¡Qué bueno el vídeo! Yo tengo una foto buenísima de uno con la camiseta de España y tapándose casi la cara con ella esperando que el árbitro pitara el final del partido!!! La verdad que muy emocionante esa noche, yo todavía ni me lo creo!

    ResponderEliminar
  2. Ya te digo fue muy emocionante....nunca olvidaré este dia, el dia que la Selección española ganó el mundial, pero sobretodo el diA que una de mis mejores amigas me dijo que estaba embarazada....fue el sumun!!!Esa niña será de la selección seguro!!

    ResponderEliminar