miércoles, 13 de enero de 2010

Que llueva, que llueeeeevaaaa...

...la Virgen de la cueva... pero los pajaritos no cantan porque hace un “frío de cojones”. Aunque lo que te mata aquí es esta maldita humedad... y más a los que “sufrimos” de huesos. La verdad es que no recuerdo un invierno como el que se está dando. Y no por la lluvia, ni por el frío, sino porque ambos se den día tras día sin darnos una tregua... ¡que esto está en la costa, Dios mío!
Ríos en sequía permanente desde hace años que se desbordan provocando inundaciones, casas y cosechas perdidas... eso aquí, porque en otros lugares del planeta se les viene el cielo encima... e incluso la tierra, con esto de los terremotos.
¿Consecuencia del cambio climático... o es que el tiempo es un ciclo repetitivo y nos ha tocado vivir uno crudo? Cualquiera que sea la respuesta, da que pensar.
Hace unos días escuché en las noticias que se había llegado al récord de temperatura bajo cero en el Polo Norte... no me extraña... ¡si en Sevilla nevó... y no lo hacía desde hace 20 años! Y según los expertos, en vez de nevar dentro de otros veinte, nevará 4 o 5 veces más en este espacio de tiempo.
Parece ser que con el calentamiento global, estamos agitando la tierra como si de una lata de Coca-Cola se tratara... y ahora toca abrirla... así que siguiendo con la canción (versionada), “las nubes no se levantan, que sí, que también, que cae otro chaparrón, que rompen (sin duda) los cristales...”