lunes, 27 de julio de 2009

Sátira del Chiringuito

Esta sátira contiene tres partes. Se expone aquí la primera.

Caminaba por la playa y el sol picaba en mi ya quemada espalda. Diviso un chiringuito y esbozo una media sonrisa... todavía quedaban bastantes metros de caminar por la arena, que debido a su temperatura obligaba a dar saltitos al estilo Mary Poppins.
Llegaba a la puerta por fin. Mis pies maltratados y doloridos agradecían el parquet en sombra. Veo un cartel que dice: “El chiringuito de esta playa está a su servicio. Solicite una cerveza gratis. Trabajamos por nuestros usuarios y sabemos de sus necesidades”.
Allí, en la esquina, esperaba una silla y una mesa, dando a la parte de la playa. Soñaba con disfrutar de una bebida mirando tranquilamente al horizonte que me proporcionaba tal vergel.
Se acercó hasta mí un camarero, bandeja en mano.
- ¿Le pongo algo, señor?
- Sí, por favor, una cerveza bien fría.
- Bien, tome esta solicitud y rellénela por triplicado.
- ¿Perdón?
- Cuando lo haga, adjunte un certificado de no pertenecer a alcohólicos anónimos, y de paso me adjunta también un certificado de penales.
- Oiga, que yo solo quiero una cerveza...
- Sí, sí, ya le he escuchado... y se lo estoy explicando. Además, necesito una fotocopia de su D.N.I. y otro de que la ropa que lleva (incluida las gafas) son suyas.
- Pues si que...
- Por cierto, señale si la cerveza es para usted o actúa para otra persona como representante legal. Una vez realizado todo esto, acérquese a la barra y el bar-man le recogerá la solicitud.
- Bueno... gracias.
A los “30 minutos”, realizado el papeleo, llevo toda la documentación a la barra y tras una enorme cola, los entrego.
- Muy bien. Ya recibirá nuestras noticias...
- Pero, no sabe cuando...? es que empiezo a tener sed.
- Uf, lo siento, yo solo soy un simple bar-man. Esto lo tiene que ver el dueño y decidir. Es que hay mucha gente que pide una cerveza... ya sabe... y está la cosa muy mal. Veo que ha puesto que lo podemos localizar en la mesa de la esquina, ¿no?
- Sí...
- De acuerdo, pues espere... sentado.

Fin de la primera parte.

3 comentarios:

  1. jajajaja muy buena primera parte Frank

    ResponderEliminar
  2. Gracias, quillo. A ver si te gustan las otras dos también. ;)

    ResponderEliminar
  3. a mi me encanto esta primera parte, promete mucho los siguientes... a ver que pasa

    ResponderEliminar