jueves, 4 de junio de 2009

La Obra

Llevamos un par de semanas de obras en la calle. Y nos han dicho que va para largo. Obras que desde el principio no hemos entendido muy bien que digamos en el barrio. Las dudas que nos visitan son debido a que han levantado la calle entera, esto es, de un extremo a otro (yo diría que mide un kilómetro) ya que es una de las principales arterias de la Zona Norte. Además, cuando digo entera... digo que no han dejado ni un pequeño paso para los peatones. Por supuesto, el tráfico esta cortado.
Hablando con la gente del barrio, lancé la pregunta inevitable de que por qué no la habían levantado tramo a tramo. De esta forma, no hundes todos los negocios a la vez, que es lo que les faltaba para este suma y sigue con la megacrisis... debería decir resta y sigue.
Alguno me decía que así tardarían menos... bueno, habría que comparar los tiempos ya que si con un poco de tiempo más, hace que no sufran tanto los pequeños y medianos comerciantes... entonces que lo hagan más rápido no me convence en absoluto.
Además, la gente podría pasar por casi toda la calle, pudiendo comprar en los comercios de siempre. El tráfico sólo tendría que desviarse doblando sólo una esquina, dando de nuevo la vida que estoy viendo como se interrumpe con el sonido de las máquinas, las herramientas al uso, la arena, el polvo, el insoportable edor... y ya no te digo los animalejos que entran y salen... que estoy pensando en comprarme una silla de montar para organizar un rodeo en el barrio. :)
El colmo fué cuando uno me insinuó que tenían que hacerlo todo a la vez, porque ya les ha pasado que al colocar nuevas tuberías se daban cuenta que entre un extremo y otro, en calles tan largas, se producía un gran desnivel... y digo yo... después de milenios de ingeniería, donde el hombre ha realizado las más inmensas y maravillosas obras arquitectónicas, ¿me estás contando que ese es el verdadero motivo? ¡Venga, hombre! ¡A otro perro con ese hueso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario