jueves, 30 de abril de 2009

La visita

Ahora resulta que nos ha visitado recientemente el presidente francés Nicolas Sarkozy, y en vez de que hablemos de las medidas que prenteden tomar para afrontar la crisis que nos aborda a Europa entera, en especial a España con sus más de 4.000.000 millones de parados y creciendo, o de hablar de las próximas elecciones al parlamento europeo y el apoyo o no de los franceses, o incluso de las declaraciones del presidente galo sobre lo estúpido que es el nuestro (aunque esto me temo que es indefendible)... pues no, de lo que habla España es de Carla Bruni.
De si viene con tal modelito o que si está guapa, que si estuvo correcta con los Reyes o que si se les ve muy enamorados. Y es que España es así... o "asín", como quieras decirlo. Somos diferentes. Y es que, de verdad, creo que a veces nos merecemos todo lo que nos caiga, mientras nos dejamos tapar los ojos y oídos.
Sacando mi tono visceral, a mí que me importa que una excantante y exmodelo se la haya puesto tiesa a un tío, que además, proviene de un país que históricamente nos ha dado por el ... mismo. Encima, payasete... y tocón. Este tío sólo me importa cuando hable de tratados o acuerdos que beneficien/perjudiquen a mi pais. Para lo demás... "mastercard", o sea, me la trae al pairo.
Y podríamos sacar más ejemplos. Que casualidad que cuanto más crisis hay, más futbol en las cadenas privadas nacionales (o sea, no pago)... para que discutamos si la liga la va a ganar el Barsa o el Madrid, o si el Barsa se va a cargar al Chealsea, o si los Leones se comerán al Barsa... que bien juega el Barsa... como lucha el Madrid... como resurge el Valencia... BLA, BLA, BLA. Y mira que me gusta el fútbol, pero joé, no perdamos la perspectiva, que nos estamos jugando día a día mucho. Más de lo que creemos.
Así que, a todos los ilusos que creían que lo de la política no iba con ellos, a todos los que en vez de votar se fueron de Domingeros que "es que hacía muy buen tiempo", "es que no tenía ganas", "da igual a quien votes que siempre es lo mismo", a los de "paz y amor... ¡y el plus en el salón!", a todos ellos... gracias, gracias por no haber hecho absolutamente nada. Pero, y es que siento ser tan claro, ahora a callar, no opineis. Ahora que tu mundo se te está derrumbando por los acontecimientos, te aguantas... porque para mí, desde luego, TÚ no tienes derecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario