miércoles, 1 de abril de 2009

La muerte joven

Muerte. Insalvable destino final. Amargura esperada por viejos caminantes y maldecida por todos. Cuando te presentas joven, aún eres más ruín, canalla, malévola.... El anuncio de tu llegada hace erizar hasta el último rincón de la piel y el escalofrío, brutal, atraviesa los cuerpos como si los perforaras...
Ahí estás, espectante, acechante, no das tregüa a la tranquilidad. Nadie se puede fiar de tí, ya que nada se interpone en tu camino.
Miras, observas, eliges a tu antojo, desgarras, destruyes, quiebras el alma... te odio.
Atemorizas, atormentas, desilusionas, siembras tempestades que dejan cicatrices en el corazón... que nunca cerrarán... hasta que vuelvas a presentarte.
Trazas tus silenciosos planes para que nadie pueda burlarte... no importa la edad, tu te llevas todo por delante... sin mirar atrás.
Truncas sueños y ambiciones... haces que tu voz susurre, hasta que los oídos no puedan soportarlo más, clavas una lanza en el costado... como a tí siempre te ha gustado...
Haces que crezca el dolor cada día en los que nos quedamos a contemplar cómo te llevas lo que nos importa... impotentes, abnegados, resignados... te aseguras hacer tan bien tu trabajo que siegas las almas que llevas y a la vez destrozas las que dejas.
Te engañan, esperas... te desafían, esperas... tú siempre ganas... hasta que decides no jugar más, y por impaciencia... te equivocas... y te llevas a los que no pudieron disfrutar de tu contraria, los que no te tenían en mente, los que no te esperaban...
Y dejas tras de tí un rastro de dolor, llanto y desesperación. Cruel e impasible, esperas otra oportunidad... eres la indeseable invitada que esperas ver lo menos posible...
Sólo una cosa te pido... se puntual... y no vuelvas a adelantarte.

6 comentarios:

  1. Me ha encantado no se puede expresar mejor lo que sentimos cuando nos dicen que un ser querido ha fallecido. Es dificil plasmar con tanta precisión el cumulo de sentimientos que se agolpan en nuestro interior. Me ha paredcido precioso.

    ResponderEliminar
  2. Querido hermano, ¿ de verdad no te has planteado escribir en una columna de un periódico? Qué maravilla de texto!! Me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó. Te expresas maravillosamente. Ya te pedí admisión en facebook, porque me encantaría que comentaras en mi grupo de tanatoloía. Gracias.

    Norma P.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Norma. Lo raro es que no me ha llegado tu invitación (o por lo menos no con ese nombre). Mándala de nuevo.
    Gracias otra vez.

    ResponderEliminar
  5. Pones en palabras lo que se siente cuando perdemos a un ser amado tan joven... truncando la vida, sus sueños, esperanzas...
    Aquellos que nos quedamos, solo nos quedan las lagrimas y la pregunta que nunca va a ser respondida: porque?

    ResponderEliminar
  6. EXELENTE TEMA QUE ATERRORIZA,SE TEME,SE ESPERA,PERO ES INJUSTA EN SU CEGUERA NO CORTA LA CIZAÑA SE LLEVA LO GRANADO, LOS QUE LA ESPERAMOS ESTAMOS IMPACIENTES Y LOS QUE NI LA PIENSAN SON LOS PRIMEROS.

    ResponderEliminar