viernes, 6 de marzo de 2009

A veces es bueno no ser tolerante.

Se ha hablado largo y tendido sobre algunos programas de actualidad/cotilleo nocturnos, la verdad, más mal que bien. Pero..... ahí están. "Mucho lerele, pero poco larala". Siguen invadiendo nuestras casas todas las noches.
La noche del Sábado me detuve "lo suficiente" en uno, (del que no voy a darle publicidad y además daría igual porque todos son similares), que me llamó especialmente la atención. Estaban comentando la noticia de la pobre chica asesinada en Sevilla y en los últimos datos que se conocían. No daban tregua. Conexión en directo por allí... y por acá. Opiniones (de estos autoproclamados "periodistas") por doquier, sobre todo las demagójicas, esas de las que al público les arranca un inmerecido aplauso. Y lo peor es que estaban convencidos de que tenían la obligación de informar al gran público... incluso alguna tuvo la desfachatez de aconsejar a la familia de la difunta. Flipo.
Si lo que realmente queríais es informar, se lee la noticia con los últimos datos y se acabó. Pero no.... que vá... la cadena tiene que hacer caja, los presentadores, el equipo, la caterva de cabestros que traeis para que opinen, y seguidamente hablen de Jesulín de Ubrique y de la Campanario.... y tan tranquilos.
No se puede tolerar que jugueis con los sentimientos de una familia que debe estar hundida. No se puede tolerar que utiliceis la alarma social que pueda generarse en un momento dado para vuestro beneficio. No se puede tolerar que hagais sangre siempre que querais. ¿No os da vergüenza? Y vosotros os llamais "periodistas".... aunque lo que jamás podré tolerar es que tú, María, Manolo, o como diablos te llames, no cambies de canal.

1 comentario:

  1. Tienes toda la razón del mundo, la culpa de todo esto la tiene mayoritariamente las personas que compran la prensa "rosa" y siguen estos programas llenos de morbo.
    Menestea

    ResponderEliminar